Cómo hacer jabón de lavanda casero y sus propiedades

La lavanda es una planta altamente reconocida por sus propiedades medicinales y antisépticas. Posee un olor agradable proveniente del aceite esencial de lavanda (ingrediente fundamental en la producción del jabón) y una presentación muy bonita. Algunas veces el jabón de lavanda puede contener flores trituradas para potenciar su aroma y sus caracteristicas.

 

Propiedades del jabón de lavanda

 

  • Sirve como relajante ya que ayuda a combatir la ansiedad, el insomnio y el estrés.
  • Elimina impurezas en la piel y la humecta.
  • Su aroma es refrescante y delicioso.
  • Suele utilizarse en niños y bebes (no irrita).
  • El jabón de lavanda también sirve como producto de limpieza para el hogar.
  • Funciona como astringente, antiviral y antiséptico.
  • Es un detalle perfecto para regalar.

 

Como hacer Jabón de Lavanda

 

 

Ingredientes:

  • Flores de lavanda frescas o secas
  • Sosa Caustica (30gr)
  • Agua Destilada (65ml)
  • Aceite esencial de Lavanda
  • Aceite de girasol ( 210ml)

 

Utensilios:

  • Gafas para proteger los ojos (En el proceso de elaboración estaremos expuestos a gases que pueden resultar tóxicos).
  • Envasé de cristal.
  • Cuchara de madera.
  • Molde (podemos comprar uno con la forma que deseamos que tome el jabón o simplemente verter la mezcla final en un envase rectangular y cortar en porciones).

 

Elaboración:

 

1) Colocamos algunas flores de lavanda en la base del molde para que así, al terminar el proceso queden en la parte superior de jabón.

 

2) Utilizando las lentes de protección vertimos la soda cáustica lentamente en el envase de cristal y luego el agua destilada. Esto ocasionara una reacción química que libera vapores posiblemente tóxicos y aumenta su temperatura.

 

3) Deje reposar un rato mientras salen los gases y baja la temperatura de la mezcla.

 

4) En una olla calentaremos el aceite de girasol hasta que alcance los 40° aproximadamente, luego lo agregaremos a la mezcla de sosa caustica lentamente y batiremos sin dejar que salpique fuera del envase de cristal hasta que consiga una consistencia viscosa.

 

5) Agregar 25 gotas de aceite esencial de lavanda (pueden ser 30) y vertimos la mezcla en el molde (colocar más flores de lavanda en el molde para que sean visibles en el jabón).

 

6) Cubrir con una toalla para mantener su temperatura y esperar a que se lleve a cabo la reacción química (Saponización). Deje reposar por alrededor de 24 horas hasta que la mezcla se enfríe y se endurezca sin removerlo en ningún momento.

 

7) Una vez frio podremos proceder a desmoldarlo. Proceda a colocarlo en un lugar fresco y deje madurar durante dos meses.

 

¡LISTO! Jabón casero de lavanda fácil y rápida para utilizar.

 

Recomendaciones:

 

  • Manipule con mucho cuidado la sosa caustica
  • No proceda a fabricar el jabón sin tener la protección para los ojos, las manos y la boca necesarios.

Receta alternativa para hacer jabón de lavanda

 

Otra forma de elaborar jabón de lavanda en casa sin complicarnos demasiado es:

 

Compre un jabón de glicerina transparente, colóquelo en baño de maría y una vez derretido añada aceite esencial de lavanda y flores de lavanda, vierta en un molde y espere que seque y se enfríe.

 

Cómo hacer jabón de lavanda casero y sus propiedades
5 (100%) 1 vote[s]