Cómo hacer el jabón de avena, para qué sirve y sus beneficios

La avena tiene múltiples beneficios tanto para nuestro organismo como para la piel. Algunas de las propiedades más características de este jabón son: exfoliación, hidratación, contenido vitamínico y minerales que aportan grandes beneficios a la piel.

 

jabon de avena y miel
Jabón de Avena

 

La fusión del jabón de avena con agua ayuda a humectar el cuerpo además combate las células muertas ayudando a nutrir y embellecer la piel.

El jabón de avena es muy fácil hacer en casa y gozar de sus propiedades aprovechando todos sus beneficios y nutrientes para nuestra piel.

 

Beneficios del Jabón de Avena

 

  • Ayuda a mejorar la piel sensible

 

El jabón de avena revitaliza la piel restableciendo su humedad natural y otorgándole suavidad.

 

  • Combate el acné

 

El jabón de avena al ser frotado ayuda a cerrar los poros, eliminando toxinas que combate las células muertas de la piel, además es un anti-inflamatorio que reduce la hinchazón y el enrojecimiento ocasionada por el acné.

 

  • Calma la irritación en la piel

 

Es recomendado para lidiar con las afecciones en la piel como la dermatitis, picazón, psoriasis y urticarias anulando los daños provocados.

 

  • Ayuda como exfoliante natural

 

La avena contiene saponina que aporta suavidad, nutrientes y a la limpieza profunda de los poros, eliminando la piel muerta.

 

  • Previene la formación de arrugas

 

Usando este jabón regularmente revertirá los daños ocasionados por la oxidación causada por los radicales libres previniendo la formación de arrugas y a su vez  humectándola.

Cómo preparar el Jabón de Avena

 

jabon de avena casero
Como preparar el Jabón de Avena

 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de avena
  • 500 ml de agua
  • Un litro de aceite de oliva
  • 150 ml de sosa caustica
  • 20 ml de manteca de cacao
  • Gotas de aceite esencial de limón

 

Preparación:

 

  • Primero debemos realizar la infusión de avena, en una olla pequeña agregamos los 500 ml de agua más las dos cucharadas de avena, cuando hierva retirarla del fuego y dejarla enfriar; seguidamente colar la mezcla y pasarla a un recipiente de plástico.

 

  • En el recipiente de plástico añadimos 150 ml de sosa caustica y dejaremos enfríar durante hora y media; es importante batir hacia el mismo lado lentamente, ya que la sosa caustica es un concentrado peligroso, se recomienda hacer esta receta en un lugar ventilado usando mascarillas y guantes.

 

  • Tomar otro recipiente donde agregaremos el litro de aceite de oliva y 20 ml de manteca de cacao, para agilizar el proceso se introduce en el microondas donde calentaremos la mezcla.

 

  • Cuando se haya enfriado la mezcla de avena con la sosa caustica, ir mezclando poco a poco el aceite de oliva con la manteca de cacao y remover lentamente en el mismo sentido dejando reposar unos veinte minutos para volver a repetir el proceso.

 

  • Añadir 20 ml de aceite esencial de limón para que la mezcla tenga un aroma agradable e ir removiendo hasta obtener un resultado homogéneo.

 

  • Por ultimo en un recipiente rectangular, añadir la mezcla y dejar aproximadamente unos 20 días para que se endurezca y luego poder picar los pedazos de jabón.