Jabón de Arcilla: propiedades, usos y como se hace

Existen varios tipos de jabones de arcilla, están los de arcilla blanca, marrón, verde entre otros, sin embargo todos están recomendados para cualquier tipo de piel y tienen más o menos las mismas propiedades que los hacen especiales para exfoliar e hidratar la piel.

 

Propiedades del jabón de arcilla

 

Posee propiedades antibacteriales, antifungicas y elimina los virus que intenten adentrarse en el organismo. Además la arcilla es capaz de regular y eliminar eficazmente el exceso de sebo y puntos negros en la cara o cualquier parte del cuerpo.

 

Al ser combinado con algunos aceites vegetales, sus capacidades aumentan en gran medida, mejorando el aspecto natural de la piel y eliminando residuos de células muertas y resequedad. Este maravilloso jabón artesanal mantiene el PH balanceado, esta es la razón principal por la que funciona en casi cualquier tipo de piel.

 

Cómo aplicar el jabón con arcilla

 

La verdad es que es muy fácil de aplicar, solo debe usarlo en cada baño del día, mojarlo un poco y frotar suavemente por alrededor de 3 minutos sobre las zonas más afectadas y que necesiten mayor exfoliación e hidratación. Al cabo de un par de semanas notara la diferencia y los efectos positivos que tendrá sobre su piel.

Cómo hacer jabón de arcilla en casa

 

Implementos:

 

  • Lentes de plástico
  • Guantes
  • Cuchara de madera
  • Termómetro
  • Molde de silicón

 

Ingredientes:

 

  • Aceite de oliva (500gr)
  • Manteca de cacao (150gr)
  • Aceite esencial (40ml del que prefiera)
  • Aceite vegetal (200ml)
  • Agua desmineralizada (290ml)
  • Sosa caustica (110gr)

 

Elaboración:

 

1) Vierta la sosa caustica poco a poco sobre el agua (muy importante hacerlo en este orden) y remueva lentamente en una misma dirección.

 

2) La combinación de sosa caustica con agua provocara una reacción química que calentara la mezcla, una vez que esté bien mezclada deje reposar y enfriar hasta los 40°c aproximadamente.

 

3) Caliente la manteca de cacao en baño de maría y también los aceites hasta que consigan la misma temperatura (40°C), cuando lleguen a esa temperatura los verteremos en la mezcla de sosa caustica.

 

4) Procedemos a batir en una misma dirección por un buen rato hasta que la mezcla se haga espesa.

 

5) Añada la arcilla y siga batiendo con fuerza.

 

6) Vierta la mezcla en moldes o en un molde grande y deje reposar tapados durante una semana.

 

Y listo, ¡Jabón de arcilla casero para su uso o el de toda la familia!